El misterio de las bombillas, algo más

Aun cuando a diario ponemos iluminación en casas y sustituimos antiguas bombillas por modernas LED no deja de sorprender la poca información que existe al respecto y como nos podemos equivoca con mucha facilidad. En esta entrada algunos datos de interés.

En iluminación LED tenemos que saber que como norma toda bombilla existente puede ser sustituida por una LED equivalente. Si tenemos bombillas enroscables de casquillo gordo E-27 o chico E-14 existen alternativas con tamaños mas grandes y mas ajustados, lo mismo ocurre con las halogenas dicroicas que tanto se han puesto en toda la casa, cocinas y baños.

Una cosa importante ha tener en cuenta es que si tenemos luces halogenas dicroicas y las vamos a cambiar por LED hemos de saber que tenemos instalado actualmente. Si disponemos de bombillas de 12V con transformador, lo excelente es sustituir la vieja halogena por una LED igualmente de 12 V.  En algunos centros comerciales nos pueden decir que no existen,  pero lo que suele pasar es que no disponen de bombillas de 12 V e intentan vendernos lo que ellos tienen. La bombilla con transformador rinde un 25% mas que una equivalente de 220 V y ademas tiene una durabilidad muchísimo mayor.  El transformador evita variaciones de voltaje.

En el caso de las halogenas dicroicas el transformador elimina el llamado efecto “Dancing Light”. Esto es que cuando apagamos la luz esta se mantiene flaschando. Esto ocurre por estar usando una bombilla de muy bajo consumo, casi equivalente al que puede tener descontrolado una instalación vieja o defectuosa en la casa en general.

En las luces LED lo mas importante es elegir bien la temperatura de la luz. Este es un concepto que nadie manejaba hasta que aparecieron las dichosas bombillas de ahorro de energía que casi todas producidas en china o son de una temperatura muy baja de 2700ºK y que es muy amarilla o una temperatura muy elevada de 6500ºK y entonces extremadamente frías. Cuando usábamos las antiguas luces fluorescentes, estas eran de firmas buenas y ellas trabajaban con temperaturas intermedias. Una Phillip o OSRAM de luz cálida solían tener temperaturas de 3400ºK y las frías eran de entre 4000 y 5000ºK.

Al elegir una nueva bombilla debemos tener esto en consideración. Yo recomiendo las llamadas neutras de 4000-5000ºK que tienen una luminosidad agradable. Si preferimos a toda costa cálida es mejor elegir una de 3000-3400ºK en lugar de una de 2700ºK.
Cuando cambiamos un foco halogeno dicroico por una equivalente LED esta elección es muy importante ya que las dicroicas tradicionales tienen un foco muy pronunciado de 36-39 grados y esto da un efecto muy distinto al de las LED que se están vendiendo con ángulos de foco entre 90 y 120º. La luz LED cunde mas ahora que la halogena pero por efecto del cambio de los focos puede cambiar mucho el resultado final.

Blanco Cálido (Tc < 3.300K)
Blanco Neutro (3.300K < Tc > 5.000 K),
Luz Fría (Tc > 5.000 K)

Fuentes: guías de selección de Phillips y OSRAM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s