aguaahorrofuturo

Ahorrar agua ya no es futuro

Cada vez más se incrementa la preocupación por la cantidad de energía que se gasta en un baño y en su entorno. Este artículo nos trae cifras de consumos que nos pueden ayudar a tomar conciencia de la importancia de ahorrar en el baño y como las cifras que se gastan aplicadas a millones de hogares son enormes. Cuando se habla de ecología y ahorro muchos miran para los estados o para otro lado, cuando todos contribuimos de forma importante a la ecología del mundo que nos rodea y que es uno solo.

El agua caliente, un devorador de energía. 

El agua caliente en el baño es uno de los grandes consumidores de energía a nivel domestico. En promedio para un año y una familia media de tres personas,  se consumen 3200 kilowatt hora.  El uso de modernos sistemas solares es una nueva forma de aprovechar la energía del sol con estos fines.

Dentro del consumo de agua caliente dentro del baño, es especialmente costosa la bañera, por lo que se recomienda sustituir el baño por una ducha y esta con modernos sistemas que bajan el consumo de litros por minuto en una medida considerable. Un conjunto de medidas de ahorro sencillas permiten aun sin casi inversión reducir los costes energéticos y de agua a más de la mitad por hogar. Si un grifo moderno logra bajar el consumo de agua hasta los 5-6 litros por minuto, más aun podemos ahorrar si hacemos un uso consciente del agua. Estas nuevas tecnologías funcionan si las personas se implican en lograr ahorros. En cada caso el uso racional del agua poco tiene que ver con que perdamos el confort ni la posibilidad de disfrutar del agua.

La energía solar se apunta como el futuro por ser muy reducido su coste. Esta fuente puede satisfacer más del 60% del consumo de agua caliente para el baño y la calefacción. Los datos actuales permiten saber que  colectores solares con un área entre 1,5 y 2 metros por habitante son suficientes.

Dentro de las medidas de ahorro con más efecto se encuentran las que tienen que ver con el lavado y secado de la ropa. La selección de programas de lavado a bajas temperaturas trae grandes ahorros del orden del 80 %. Un uso racional de la lavadora ajustándonos a su capacidad de carga y el no abuso de la secadora puede repercutir en un ahorro significativo de energía. Para una familia de 4 personas, el ahorro de energía por el uso racional de los procesos de lavado puede ser del orden de los 480 kilowatt hora y se dejarían de emitir con ello 300 kilos de CO2 a la atmosfera.

fuente: wechselinfo.de

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s