Blanco

Diseño de la cocina: La zona de aguas

En la cocina distintos estudios señalan que pasamos más del 60% del tiempo en la zona del fregadero aun contando con Lavavajillas. Es por ello que esta área en específico merece una atención especial al planificar y diseñar la cocina. Dentro del área de aguas está como centro efectivamente, el fregadero, pero también la disposición correspondientemente funcional y ergonómica del lavavajillas, así como las basuras y los medios de limpieza más comunes, bolsas para distintos usos.

La tendencia actual en fregaderos nos lleva a un cambio importante en los diseños. Al margen de la estética que se desee los fregaderos, así como el grifo son mas funcionales, cuentan con la posibilidad de realizar distintas tareas a la vez y es por ello que presentan nuevas distribuciones de cubetas y accesorios. En esta nueva era del fregadero ya no se demandan dos cubetas para fregar, sino distintos espacios donde coger agua, escurrir pasta, lavar ensaladas y verduras, lavar y escurrir la fruta, espacio para el corte de estos nuevos alimentos que cada día llegan más a las mesas de las casas. En correspondencia con el fregadero, los grifos ganan en altura y surgen opciones del caño flexible para poder acceder a todo el espacio de operaciones. Los mandos directos en el caño también se refinan brindando opciones.

Que hacemos con las basuras.

La respuesta es actualmente obvia, reciclar, ya que en la calle las basuras ya están dispuestas para poner en cada contenedor lo que le corresponde. A nivel domestico esto trae un gran problema, ya que crece el volumen de la basura, la clasificación es muy asimétrica por tipo en dependencia de las costumbres de cada familia. En la realidad es un nuevo inquilino en la zona de aguas con el cual hay que convivir y aprender a optimizarlo.

Los sistemas de reciclaje domésticos pasan por ofrecer tres o cuatro contenedores diferentes para cada tipo de basura. Desde hace ya varios años los fabricantes de muebles de cocina ofrecen disponer los cubos de basura bajo el fregadero en dos cestos. En el cesto superior que se aprovecha muy poco se disponen los medios de limpieza y en el de abajo la basura. El ciclo de cada basura es distinto, pero por espacio los cubos suelen ser pequeños con lo cual es casi obligatorio bajar la basura a diario o a cada pocos días.

Los fabricantes especializados como son Franke, Blanco ofrecen sistemas compactos para distintas dimensiones de los muebles de cocina y con más opciones a escoger. En los últimos años los programas de cocina en la televisión han popularizado los cestos con acceso desde la encimera para la basura fresca y desperdicios de comida.

En tendencia y cuando la cocina tiene suficiente tamaño, la mejor opción está en disponer las basuras  en armarios aledaños al fregadero pero no en el mismo. También dejar bajo el fregadero parte de la basura y en un cesto del armario lateral disponer las otras basuras. En este caso la basura se pondría en el cesto superior por comodidad y por ejemplo medios de limpieza en el de abajo.

Si lo vemos todo como un conjunto el fregadero con un armario soporte de entre 60 y 120 cm de ancho, a la derecha el lavavajillas y a la izquierda un mueble con dos cestos para basura y medios de limpieza. Cuando utilizamos un frente de fregadero de 120 cm, o sea podemos disponer dos armarios de 60 cm, entre ambos puede quedar resuelto todo el asunto del reciclaje y de la basura orgánica. En estos casos aunque algunos diseñadores gustan de los cajones y cestos de 120 cm de ancho, la división del conjunto en dos de 60 cm es mucho más práctica, ergonómica, estable y compartimentada.

El Lavavajillas no habla pero es el nuevo rey

Durante muchos años denostados como electrodoméstico, el lavavajillas se ha ganado su posición dentro de la cocina. Los ahorros de agua, energía y detergente han logrado superar con creces el fregado manual y en tendencia ya la mayoría de hogares lo emplean. El nuevo estándar en este electrodoméstico permite mucha flexibilidad en su uso, modos de funcionamiento y acomodo interior de las distintas cosas a lavar. La cuestión más importante es determinar que lavavajillas necesitamos entre las líneas estándar, o bien el de 60 cm o el de 45 cm. Cada uno con distinta capacidad de servicios.

En la cocina moderna la selección también tiene posibilidades de incorporar elementos de diseño. Al lavavajillas de libre instalación se le suma el de integración total o de mandos vistos que lleva una puerta en la cara frontal para igualar este electrodoméstico con el resto de la cocina. En optimización podemos elegir entre varias alturas del lavavajillas para aprovechar mejor su emplazamiento.

Recientemente han salido varias opciones de lavavajillas compactos para disponer tanto en muebles bajos como en columnas. Los nuevos lavavajillas de 60 cm de alto para muebles suspendidos adapta el electrodoméstico a nuevas exigencias. A la vez permite cambiar el concepto de ubicación del lavavajillas entre los muebles altos y subir su posición por ergonomía.

Cuando disponemos el lavavajillas en alto, o sea que este comience a alturas de 36 – 56 cm + altura de zócalos la franja de trabajo es muy cómoda para la espalda, más accesible para personas mayores. En estos casos el fregadero y el lavavajillas deben quedar cercanos y con una buena movilidad entre ambos.

Lo más actual, lo más tradicional

Ambos extremos conviven en las cocinas.

En tendencia de diseño moderno el bloque de fregadero se configura a partir de armarios de cestos. En un estándar de altura 72 serian cestos de 36 + 36, pero también dimensiones asimétricas para favorecer los cestos bajos que son los que mejor se aprovechan. En el nuevo estándar de altura 84 serian cestos de 42 +  42 o alturas igualmente asimétricas. Cada fabricante tiene sus preferencias y todas valen. En el plano de trabajo se busca una máxima integración del fregadero a la encimera. Para ello los materiales compuestos traen nuevas opciones para lograr que todo parezca una sola pieza. Los fregaderos de porcelana también están en tendencia y traen novedades. Nuevo en el fregadero son los acabados en vidrio y sus opciones en accesorios y tapaderas del mismo material. Las cubetas diversas, las válvulas grandes con rejilla y nuevas posibilidades de mandos a distancia para la retención/liberación del agua en las cubetas. En diseños las paredes laterales planas, las esquinas en radio.

En el diseño tradicional, el mueble de fregadero de dos puertas con un cesto de basura instalado en su interior ahora tiene nuevas opciones. Para estos muebles también existen sistemas de reciclaje y basuras en distintos tamaños y para distintos accionamientos. Las opciones existen para muebles estándar y para muebles de esquina. Este armario de puertas logra buena funcionalidad y desde el punto de vista de diseño también traba bien con los nuevos fregaderos, los lavavajillas, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s